Available courses


Desde una perspectiva socioantropológica la cultura abarca la gama completa de patrones de comportamiento humano aprendidos. Es decir, el todo complejo que contiene: el conocimiento, la creencia, el arte, la ley, la moral, la costumbre, la tradición, el modo de vida y cualquier otra capacidad y hábito adquirido por el hombre como miembro de la sociedad. Considerando esto, la Cultura Sorda está conformada por comunidades de personas Sordas que comparten un entorno sociolingüístico diferente al de las personas oyentes; cuyas formas de vida, se perciben en medio del silencio, en el que se comunican a través de lenguas visuales espaciales… las lenguas de señas de cada comunidad Sorda; por medio de las cuales, expresan su cosmovisión, identidad, valores, costumbres, tradiciones y formas de vida.

La Geografía como ciencia desde sus orígenes y hasta el presente, se ha encargado de estudiar las relaciones existentes entre las actividades del ser humano y cómo estas se desarrollan en el contexto, haciendo uso de los recursos que provee el medio ambiente, buscando planificar, organizar e implementar acciones que permitan que tales actividades continúen dinamizándose, sin poner en riesgo el equilibrio ambiental. 

En este curso los(as) participantes podrán conocer todas las herramientas que la geografía nos brinda para comprender estas relaciones, para optimizar los procesos de conservación ambiental, que hoy demanda la relación socio ambiental, a raíz de los nocivos impactos generados a partir de la desmedida utilización de los recursos naturales, buscando contribuir a la reconstrucción de un desarrollo sustentable y sostenible, todo ello haciendo hincapié en cómo estas herramientas proveen a la población con condiciones sensoriales (sordera, hipoacusia, baja visión y ceguera) la posibilidad de comprender mejor su entorno.


Este curso procura motivar a los participantes en el ejercicio asiduo de la lectura, especialmente de libros de literatura, tomando en cuenta que la lectura estética es el mejor estímulo para la generación del hábito lector. Comprendemos que leer literatura parece ser una actividad cada vez más ajena a la población, particularmente para los más jóvenes. La competencia abrumadora que muestran las redes sociales virtuales y los canales digitales de vídeos, han distanciado aún más a los libros de posibles lectores.

Para los jóvenes no lectores, el acto de la lectura es una tragedia cada vez que deben abordarlo. Estos jóvenes ven al libro como a un ente extraño, como un hecho desagradable y aburrido, además de incomprensible, que les quita el tiempo precioso a otras actividades más atractivas de su edad. Leer para ellos es un deber, una obligación y un requisito indispensable del tránsito de la persona por la ruta escolar y académica. Leer es un sacrificio que hay que ofrecer para alcanzar determinados objetivos culturales, sociales y hasta económicos. Leer así dista mucho de ser placer. Se busca promover la lectura frecuente y agradable entre nuestros estudiantes puesto que luego constituirá una herramienta académica fundamental para el acceso al conocimiento.


A partir de 1983, autores como Heinz Wimmer y Josef Perner publicaron un trabajo muy influyente en el que hacían suyos los conceptos de “teoría de la mente”, que habían planteado Premack y Woodruff en 1978,Carey y Gelman (1991), Dehaene (1998), Chomsky (2003), Spelke (2005). Estas ideas plantean que nuestro Sistema Nervioso Central dispone de redes neuronales especializadas, que nos permiten crear ingeniosas hipótesis sobre cómo funciona la mente de otras personas y la nuestra. A partir de estas hipótesis podemos anticipar y predecir acertadamente los comportamientos y supuestos de otros. Esta capacidad mental determinada en una base neuronal determinada, se considera de carácter modular, similar a la capacidad lingüística, numérica o espacial y puede ser de gran utilidad en la interacción social de los individuos con miras a un mayor respeto por la otredad.



Los participantes de este espacio podrán conocer la perspectiva que deslastra a la sociedad actual de la visión minusvalidante de la discapacidad para replantear el énfasis en las aptitudes y capacidades de las personas por sobre las posibles condiciones que puedan tener (sensoriales, motrices, cognitivas, intelectuales o neurodivergentes) promoviendo a su vez proceso de inclusión de estas poblaciones a sus contextos de interes de forma mucho más natural, armónica y libre.


Los participantes de este espacio podrán a partir de los conocimientos obtenidos contribuir a los procesos de inclusión de personas con condiciones (cognitivas, intelectuales, auditivas, motrices o visuales), partiendo de la valoración de sus potencialidades humanas de forma respetuosa, enalteciendo sus capacidades y asumiendo enfáticamente que las limitantes no las posee la persona por su condición, sino el contexto donde se intenta participar, para ello los espacios de la actividad turística deben replantearse desde una nueva perspectiva que permita a todas las personas desenvolverse de manera libre, armónica e independiente, para que se puedan transformar en espacios y servicios realmente accesibles.


La Geografía como ciencia desde sus orígenes y hasta el presente, se ha encargado de estudiar las relaciones existentes entre las actividades del ser humano y cómo estas se desarrollan en el contexto, haciendo uso de los recursos que provee el medio ambiente, buscando planificar, organizar e implementar acciones que permitan que tales actividades continúen dinamizándose, sin poner en riesgo el equilibrio ambiental. En este curso los(as) participantes podrán conocer todas las herramientas que la geografía nos brinda para comprender estas relaciones, para optimizar los procesos de conservación ambiental, que hoy demanda la relación socio ambiental, a raíz de los nocivos impactos generados a partir de la desmedida utilización de los recursos naturales, buscando contribuir a la reconstrucción de un desarrollo sustentable y sostenible, todo ello haciendo hincapié en cómo estas herramientas proveen a la población con condiciones sensoriales (sordera, hipoacusia, baja visión y ceguera) la posibilidad de comprender mejor su entorno.